viernes, 21 de abril de 2017

Blogueras somos y en el ciberespacio andamos

OPINIÓN
DERECHOS HUMANOS
   MUJER SONORA


Especial
Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 20/04/2017

 Un día nos encontramos y reconocimos, aquellas mujeres que coincidimos blogueando el camino. Fue en 2015 y, como era de esperarse, el encuentro fue en el ciberespacio.

El twitter fue el contexto en el que una publicación generó la atracción inmediata, pues el anuncio de un foro de blogueras en Sonora jaló nuestra atención para clavarla como asta que elevaría la bandera del bloguerismo.

Entendida como una reunión para conocernos y reconocernos, el primer foro Sonora Bloggers 2015 se realizó superando las expectativas en participación.

No solo fueron más mujeres de las esperadas las que acudieron, sino procedían de lugares desde los que no se pensaba pudieran acudir al llamado.

Ese 2015 descubrió un movimiento bloguero importante, en donde las mujeres demostraron que tenían una voz propia.

Fue también un reencuentro con una herramienta que se creía perdida y descartada al aparentemente haber sido desplazada por las redes sociales.

Nada más inexacto, tal como lo demostró el grupo de alrededor de cien mujeres tanto de Hermosillo, ciudad en donde se realizó el encuentro, como de otros puntos del estado de Sonora.

Puerto Peñasco, Ciudad Obregón, Nogales, Monterrey, Guadalajara, Ciudad de México, son algunas de las ciudades desde donde viajaron mujeres blogueras para participar en el foro.

Pero también la respuesta al llamado trascendió fronteras pues hubo participación de blogueras de Tucson, Arizona.

La reconsideración de los blogs como plataforma para publicar las opiniones, los deseos, las preocupaciones y la oferta de servicios profesionales o artesanales de las mujeres, quedaba clara.

Los blogs habían sostenido su posición de espacio gratuito para que las mujeres, tradicionalmente carentes de recursos, pudieran hacer uso de la tecnología para sus planteamientos sin estar limitadas por los costos de las páginas contratadas.

Las blogueras expusieron a través de sus trabajos, conferencias y expresiones artísticas varias, que los caminos se juntan cuando la creatividad arrasa.

Mejor aún, las blogueras jóvenes arribaron para decirnos que hay un mundo paralelo que conforma una oferta más libre para otras y otros jóvenes, incluso de trabajo.

Son los blogs, y también los video blogs, espacios que ofrecen la oportunidad para crear propuestas de comunicación novedosas que se salen del parámetro tripartita de la radio, la televisión y los periódicos impresos o digitales.

Son las voces, sus voces propias. Cada una de ellas compartió y abrevó de las otras. Algunas ya convertidas en figuras públicas, con miles y miles de seguidores, lo cual les permite obtener ingresos como cualquier empresaria.

Esa nueva manera de comunicarse directa, libre, sin parafernalias, y muchas veces desde los espacios íntimos y domésticos, en sus propias casas, es lo que parece haber formado públicos que han renunciado a los medios clásicos para ser parte del suyo.

Las blogueras nos reuniremos de nueva cuenta este año. El Foro Sonora Bloggers 2017 tiene abierta su convocatoria para que más mujeres blogueras acudan al llamado los días 12, 13 y 14 de mayo, en Ciudad Obregón, Sonora.

El empoderamiento de las mujeres en el uso de las plataformas digitales pasa por la experiencia de contar con una herramienta propia, en donde la libertad para escoger qué y cómo comunicar, es lo principal.

La libertad de expresión es uno de los derechos ejercidos gracias a los blogs. Pero también el uso de las tecnologías y las consecuencias de ello.

El 2017 es un año emblemático para muchos temas. Se cumplen 10 años de la aprobación y publicación de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

También son diez años ya de su similar para el estado de Sonora. A mitad del 2017 se cumplen también diez años de la fundación del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, red creada para monitorear la implementación de dicha norma.

Y en lo particular, este año también celebramos diez años de creación del blog Mujer Sonora.

Ese espacio, del cual ya hemos hablado en esta columna, nació para abrir la posibilidad de reflejar a través de la información multimedia lo que ocurre con las mujeres en Sonora.

En 2007, cuando no estaba normalizado especializarse en la condición social de las mujeres, iniciamos el reto de sostener un sitio para documentarla.

No fue fácil, pues los blogs no son considerados medios formales de comunicación, por lo que la información institucional de gobierno, educación y otros era limitada hacia éstos.

A una década de su apertura, y ante la irrupción del periodismo ciudadano, el libre periodismo ejercido en el sitio mujersonora.blogspot.mx es referente para obtener información verificable sobre las mujeres en Sonora.

Así como nuestro blog, hay decenas de sitios comandados por mujeres en los cuales encontramos la multiplicidad de actividades a las que hoy ellas se dedican.

Y lo mejor, es que este año nos reuniremos de nuevo las blogueras, junto con blogueros que deseen compartir sus experiencias. El foro Sonora Bloggers 2017, pretende superar el logro de 2015, en cantidad y en calidad.

La reunión cuyo sitio da cuenta de la convocatoria es www.facebook.com/sonorabloggers. Renovado, enriquecido, siempre tendrá como finalidad impulsar y consolidar el objetivo de su lema original: “Encontrando nuestra voz”.

*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/
Twitter: @mujersonora

17/SNE/GG


Leer en CIMAC

martes, 18 de abril de 2017

Discriminan a estudiante por llevar a su hija a la biblioteca

OPINIÓN
   MUJER SONORA

Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 13/04/2017

Elisa Márquez Baca es una estudiante del séptimo semestre de la Licenciatura en Sociología, en la Universidad de Sonora y madre soltera de una niña de tres años. Distribuye su tiempo entre el trabajo como ayudante de cocina, el estudio y el cuidado de su pequeña.

El 13 de febrero pasado acudió a la biblioteca central de la institución para solicitar un libro en préstamo para llevarlo a su casa. Ese día, como ocurre con frecuencia, no tuvo con quién dejar a su niña y se la llevó a la Universidad como ha hecho en otras ocasiones, incluso al tomar clases en el aula.

Nunca había tenido una llamada de atención por hacerse acompañar de su hija, por el contrario, la pequeña siempre es bienvenida y no falta quien le ofrezca cuidarla y jugar con ella.

Pero ese día, cuando fue a pagar una deuda de la biblioteca para poder solicitar en préstamo un libro, un vigilante no las dejó pasar, aunque en ninguna parte del reglamento de bibliotecas dice que está prohibida la entrada con niños.

Ante la necesidad imperiosa del libro, insistió y una bibliotecaria le preguntó quién no las había dejado entrar y le aseguró que sí podría pagar en la caja. Para conciliar, ella propuso que la dejaran pagar y que alguien le trajera el libro a la puerta. No quisieron, el bibliotecario que consulta el sistema informático le dijo que no se podía mover de su lugar y le recomendó que ella entrara a buscarlo.

Sin embargo, cuando iba a buscarlo, apareció la supervisora Adriana Madonia a impedirle el paso, porque “traía a la niña”. La supervisora ofreció entonces traerlo ella misma.

Elisa le dijo que ya había propuesto eso y no habían querido, a lo que la funcionaria contestó que se pusieran de acuerdo, porque si no existe una regla específica, las personas que trabajan ahí deben tener un criterio homogéneo.

Elisa presentó una queja unos días después en la Comisión de Derechos Universitarios, pero el titular, Rodrigo Abril, la atendió sin conocimiento de causa y se dirigió a ella con otro nombre: no había leído su queja, pero le preguntó que si tenía trabajo, que si tenía pareja, y le sugirió que al contar con un empleo, haga uso del seguro social para contar con guardería para la niña.

La cuestionó si en la biblioteca había contestado con agresividad y cómo había pedido las cosas. Luego la invitó a una plática sobre Diálogos de paz, la invitó a las actividades del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y para concluir, le sugirió que su pareja le ayude a cuidar a su hija.

Ella le explicó que al impedirle la entrada a la biblioteca con la niña habían cometido discriminación. Nada le contestó sobre esto, pero le dijo que no existía antecedente de un caso similar.

Inconforme con la falta de respuesta y para visibilizar el caso y que no vuelva a ocurrir algo similar, Elisa fue al Consejo estudiantil de género, creado por las estudiantes para atender otros casos de violencia y acoso que se han presentado en la escuela de Sociología.

La directora de la División de Ciencias Sociales, Amelia Iruretagoyena, turnó el caso a Recursos Humanos y envió un escrito a la secretaria general Administrativa, Magdalena González Agramón, donde le pide que se hagan recomendaciones al personal de la biblioteca y que no vuelva a suceder, sobre todo para evitar que estudiantes madres solteras pasen por lo que Elisa. Sin embargo, el personal de la Comisión de Derechos Universitarios no tiene claro a qué se refiere la perspectiva de género.

Elisa Baca ha batallado para inscribir a su hija a una guardería del IMSS y para hacer trámites bancarios, porque le quitaron sus identificaciones oficiales durante un asalto que sufrió junto con sus compañeros.

Y afirma que la biblioteca en la que le negaron la entrada con su hija es la única en la que ha visto un anuncio que dice: “Por razones de seguridad, espacio y orden, se prohíbe la entrada a jóvenes menores de 13 años”.

*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/
Twitter: @mujersonora

  17/SNE/GG


 Leer en CIMAC

jueves, 13 de abril de 2017

Vive viacrucis maestra cesada



Silvia Núñez Esquer   
                  
Hermosillo, Sonora, 13 abril 2017.- Que encadenen la reja de su casa con la familia encerrada adentro; que su niña de dos años sea separada del CENDI al que asistía; y que en pleno 8 de marzo la agredan en el evento oficial de conmemoración del Día internacional de la mujer, son solo algunos ejemplos del giro que dio la vida de Marcela Guadalupe Zazueta Pillado, desde que la cesaron como maestra el 15 de abril de 2016. 

Víctima de la reforma educativa, Marcela ha pasado por meses muy difíciles en lo económico, pero también en lo psicológico, pues la presión del desempleo y falta de ingresos está mermando su salud, a un año del cese.

Y es que conocedora de sus derechos, con una Maestría y un Doctorado, Marcela, una de las 27 maestras cesadas en Sonora, no presentó el examen de evaluación. 

La maestra Zazueta tiene muy claro que una ley no puede regir retroactivamente, y mucho menos una relación laboral de tantos años como era la de ella con la Secretaría de Educación y Cultura. 

No obstante que  la SEC  fue la que instrumentó lo que desde el punto de vista legal es un despido, Marcela hace un llamado  a la gobernadora del Estado de Sonora, Claudia Pavlovich para que tenga una actitud empática con las maestras cesadas, al ser la única gobernadora mujer en el país. 

Sin embargo, no solo no ha ocurrido algún encuentro con ella para dialogar sobre esta problemática, sino que el pasado 8 de marzo, en la celebración del Día internacional de la mujer, las maestras acudieron a manifestarse y extender una lona para que Pavlovich la advirtiera. 

No era la única lona, puesto que había otras de apoyo a la gobernante. Sin embargo, la de las maestras  fue objeto de jaloneos acompañados de empujones y golpes a ellas. 

Un grupo de mujeres las agredieron mientras intentaban mostrarlas, paradas en las gradas del gimnasio polifuncional Ana Gabriela Guevara, en donde se desarrollaba el evento masivo. 

La maestra lamenta que se esté utilizando  brigadas de mujeres de colonias populares quienes “por una despensa” se prestan para atacar a otras personas del mismo pueblo. 

Al estar instaladas en la parte superior de las gradas, y al echárseles encima para jalar la lona “como si fueran luchadoras”, narra que fue un momento muy tenso, pues temieron que las aventaran hacia la duela del gimnasio en la parte inferior, a más de diez metros, en donde se realizaba el evento oficial.

Marcela Zazueta ha vivido los últimos meses haciendo activismo para concientizar a la población sobre la injusticia que significa aplicar la reforma educativa y otras reformas estructurales, mismas que mantiene a más de cuarenta personas despedidas de las cuales 27 son mujeres.

Pero su actividad comenzó desde que se aprobó y empezó a operar la reforma educativa en 2014, siendo ella una de las docentes que se dedicaba a informar a otros maestros sobre las consecuencias de la misma. 

Uno de los días en que saldría temprano a informar, con sorpresa se dio cuenta de que su casa estaba encadenada por fuera en el frente impidiendo abrir la reja. 

Fue necesario que acudieran compañeros  maestros de ella a auxiliar y retirar las cadenas. Acompañada de éstos  indagó con personas que estaban en la calle y que eran señalados como quienes habían colocado las cadenas para encerrarla con su familia. Al cuestionarles, simplemente sonrieron y le dijeron: “foto para el feis”. 

Más adelante hubo una segunda ocasión, en la que su casa fue de nuevo encadenada, para impedir que siguiera con su actividad. 

Intentos varios ha hecho tanto para reunirse con la gobernadora, como con el Secretario de Educación y Cultura, Ernesto De Lucas Hopkins. 

Este último ya accedió a dialogar con ellas, pero cuando estuvo enfrente de las maestras, siempre estuvo chateando, y cuando le llamaron la atención preguntándole que si no le interesaba el tema, él respondió: “¿Usted cree que no me interesa? Son como 26 mil maestros, y viene el 2018”. 

Según el Artículo 14 constitucional, a nadie  se le puede aplicar una ley retroactiva, afirma convencida Marcela Zazueta quien se ha convertido en emblema de la lucha de las maestras cesadas. 

Es una de las 27, y una de las dos maestras madre de familia a las que les suspendieron el servido en el CENDI, privando a las niñas del derecho a la educación y el derecho al cuidado.

Pero a ella le favoreció un amparo que interpuso, y su niña está de gozando del servicio, y restituidos sus derechos, mismos que se habían violentado. 

La directora del CENDI número 1 al que estaba inscrita su pequeña, ahora de dos años y cinco meses de edad,  le había argumentado los artículos del reglamento en donde especifica que a las mamás que no estén trabajando, se les suspende el servicio.

Además de la denuncia pública, interpuso un amparo aunado al proceso jurídico que continúa por su despido injustificado. 

El CENDI y los servicios de salud para ella y sus dependientes, se siguen brindando ya que al encontrarse en un proceso jurídico no resuelto, no deben suspenderse.

Quien se desempeñara como maestra de segundo grado de la escuela primaria Jesus José Loya Aboitia, habla de la nostalgia que le produce llegar a la escuela, ahora solo a dejar a sus hijos quienes estudian ahí, pero confía en que tarde o temprano la justicia le dará la razón y podrá volver a ejercer como tanto anhela. 

A un año de su despido, Marcela vive su propio viacrucis.


martes, 4 de abril de 2017

Al fin, una Ley para el Instituto de las Mujeres de Sonora

OPINIÓN
DERECHOS HUMANOS
   MUJER SONORA

Especial
Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 04/04/2017

Después de dos meses de trabajo, las mujeres de la sociedad civil lograron colocar sus propuestas en el texto de lo que será la primera Ley del Instituto Sonorense de las Mujeres.

Este martes 4 de abril de 2017, el Congreso de Sonora vota en pleno el dictamen que ayer aprobaron las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales, y de Igualdad de Género en forma unida.

Es un hecho trascendente para el movimiento de mujeres y feminista del estado de Sonora, pues no solo fueron éstas las que impulsaron la creación de una instancia de las mujeres en los años 90, sino que en la que será la ley que dé vida propia al Instituto, están plasmadas sus inquietudes que a dos décadas siguen siendo vigentes.

En la nueva configuración del Instituto Sonorense de las Mujeres, las ciudadanas podrán participar con voz y voto en la Junta de Gobierno.

Por primera vez habrá una metodología para elegir a la directora general, eliminando los nombramientos verticales absolutos que permitían que a las personas se les asignara esa importante encomienda solo por decisión de la o el titular del Ejecutivo.

Por 18 años el Instituto Sonorense de la Mujer, creado por decreto del ex gobernador Armando López Nogales en octubre de 1998, contaba con una Junta de Gobierno conformada por representantes gubernamentales y sólo la presidenta en turno del Consejo Consultivo participaba con voz, pero sin voto.

Ahora serán 14 las vocales ciudadanas que, representando a los consejos Consultivo y Social, podrán llevar la opinión y propuestas al órgano de toma de decisiones, con voz y voto.

La ahora coordinadora general tendrá que ser nombrada luego de un procedimiento en donde mediará una convocatoria abierta que derive en una terna de la cual la o el gobernador elegirá la próxima titular del ISM.

CONSEJOS CON OSC

Se acaba el actual Consejo Consultivo sempiterno, compuesto por alrededor de 50 organizaciones invitadas por la Directora General, y representantes de Gobierno. Esa configuración se transformará en dos consejos que se compondrán por entre 10 y 15 organizaciones cada uno, sin representación gubernamental.

Además, estos consejos serán electos tomando en cuenta los perfiles de las organizaciones que deberán ser impulsoras y defensoras de derechos humanos de las mujeres.

El Consejo Consultivo y el Consejo Social, según la nueva Ley del Instituto Sonorense de las Mujeres, harán un verdadero contrapeso, ya que ahí se discutirán las acciones a realizar por la instancia.

El dictamen que hoy se pone a consideración del pleno puntualiza las aportaciones del trabajo conjunto entre sociedad civil, Comisiones dictaminadoras, Gobierno del Estado, así como representantes de las diversas bancadas de los partidos en el Congreso.

Entre los cambios sustanciales que experimentará el Instituto Sonorense de las Mujeres, destaca el que se modificó la integración de la Junta de Gobierno del Instituto.

Se le otorgó a la Junta de Gobierno la atribución para expedir la convocatoria para la integración y renovación del Consejo Consultivo y del Consejo Social, así como para expedir la convocatoria para la designación de la Coordinadora Ejecutiva.

Se estableció que la designación de la titular del Instituto estará a cargo de la titular o  el  titular  del  Poder  Ejecutivo  del  estado,  de  la  terna  que  le  envíe  la  Junta  de Gobierno.

Se estableció que  el funcionamiento del Consejo Consultivo  y Consejo Social se realizará con el apoyo de comisiones que se crearán en el Reglamento Interior del Instituto.

OSC Y ACADÉMICAS

De igual forma, en el dictamen de las Comisiones Unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Igualdad de Género se menciona “la activa y valiosa participación que mujeres integrantes de asociaciones de la sociedad civil e instituciones académicas llevaron a cabo”, mismas que se señalan a continuación:

El Colegio de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C., el Colegio de la Frontera Norte A.C., Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Sonorense de la Mujer y su Consejo Consultivo, y la Red Feminista Sonorense.

Pero fue sin duda la oportuna intervención del Colectivo de Organizaciones de Mujeres lo que pudo abrir la discusión y la inclusión de las propuestas ciudadanas que ahora se ven plasmadas en el texto de la Ley del Instituto Sonorense de las Mujeres.

El dictamen también lo reconoce puntualizando a las diversas organizaciones que forman parte del colectivo: Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, el Observatorio Feminista Clara Zetkin, la  COBANARAS Federación  Estatal  de  Sociedades  de  Solidaridad  Social,  el  Comité  de  América  Latina  y  el  Caribe  para  la  Defensa  de  los Derechos de la Mujer  (Cladem)  y  GEMAS  I.A.P.

Y es que el proceso empezó apenas en enero pasado cuando se dictaminó la iniciativa de la gobernadora Claudia Pavlovich para crear el ISM, cuando dichas organizaciones interpelaron la decisión y abrieron el debate.

Hoy culmina ese proceso en donde el Congreso se encamina hacia su objetivo de ser un parlamento abierto, el Gobierno del estado decidió acoger la discusión de los temas sociales con la sociedad civil y el resultado en esta ocasión es una ciudadanización del ISM. Bienvenido el renovado Instituto Sonorense de las Mujeres.

*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/
Twitter: @mujersonora

17/SNE/GG




sábado, 25 de marzo de 2017

¡Hasta nunca!

OPINIÓN
INFANCIA
   MUJER SONORA

Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 21/03/2017

Un eufórico “¡Hasta nunca!” fue la expresión de despedida de un sonriente niño que salía con su hermanito y hermanita de la casa hogar Unacari ubicada en Hermosillo, Sonora.

El niño de 6 años, peinado igual que su hermanito con un fleco hacia arriba, detenido con gel, abandonaba el albergue para niñas y niños maltratados o que por alguna razón han sido retirados de sus padres, para estar bajo el resguardo del gobierno del Estado.

Era el día más feliz de su existencia a juzgar por su amplia sonrisa y la euforia que tenían sus palabras cuando levantó su manita y saludó al personal mientras cruzaba la puerta hacia la salida que también significaba la salida a su libertad.

Y es que las y los niños que radican en Unacari viven ahí, no porque lo hayan escogido, sino como consecuencia del estilo de vida de sus padres, más no fueron consultados para esa decisión.

Son más de cien, entre niñas, niños y adolescentes. A partir de la publicación de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sonora, en 17 de diciembre de 2015, hubo cambios nominativos, de facultades y obligaciones.

La antes Procuraduría de Defensa del Menor y la Familia hoy se llama Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, pero fuera del edificio, en letras grandes, después de un año, permanece el nombre anterior.

En teoría, cambia el enfoque para orientarlo hacia los estándares internacionales y armonizarlo a la Constitución mexicana.

Los cambios llevan a considerar a niñas, niños y adolescentes personas con derechos, con capacidad de ejercerlos y no como una extensión de sus padres, como si fueran pertenencias de éstos.

La institución, a la que todos los miércoles le llegan pizzas de la empresa Domino’s, llama “fuga” o “abandono” al acto en el cual las niñas o niños, solos o en grupo, salen de las instalaciones sin permiso o determinación de autoridades.

“Cada rato pasa”, fue una frase recurrente que durante la semana pasada escuchamos mientras dábamos seguimiento a la desaparición de dos niñas de 9 años, un niño de la misma edad, y una adolescente de 16 años.

Todos habían salido de las  instalaciones de Unacari el domingo 12 de marzo sin que el personal se percatara de ello.

La familia no fue informada del incidente, sino dos días después. Fue la tía de una de las niñas, Isabel Hernández, quien a través de las redes sociales inició la denuncia, exigiendo ver a su sobrina.

Ante la falta de información y el haberse enterado un día después a través de un reportero que ya habían encontrado a las niñas y niño, la angustiada tía decidió solicitar que le entregaran en custodia a la niña y a dos hermanitos de ésta que también se encuentran en Unacari.

Pasó otro día más en el que nadie le daba explicaciones y su preocupación empezó a crecer pues temía que fuera falso que los niños habían aparecido.

Cuando al fin y tras muchas horas de espera le permitieron ver a su sobrina, el estado en que la encontró acrecentó su temor, pues la niña estaba sedada, junto con la otra niña y niño que habían estado fuera del albergue.

No pudo dialogar con ella, dadas las condiciones  en que se encontraba. La vio adormilada, flácida y apenas balbuceaba lo que pretendía fueran palabras.

Hasta el momento, las condiciones de cómo salieron, o cómo se trasladaron hacia el punto en donde los encontraron, aún  no son explicadas por las autoridades.

Isabel exigió  le entregaran a los hijos de su hermana: sobrina y dos sobrinos. Primero le dijeron que tendrían que pasar por varios exámenes, desde toxicológicos hasta psicológicos, tanto ella como su esposo para poder considerarlo.

Sin embargo, ante las irregularidades del llamado “escape de los niños” por parte de Unacari, la tía acrecentó su exigencia pues la institución no garantizaba la integridad de sus familiares.

Fue así que los exámenes se hicieron en un solo día, pues había la promesa de entregar a los niños el viernes 17 de marzo.

Pero a las horas la decisión se contradijo, ya que por un “error de un empleado”, siempre no se los entregarían.

Volvieron a confirmarle que los niños se irían con Isabel, ante las denuncias públicas que hizo a través de las redes sociales. Los tres menores de edad fueron entregados a su tía el jueves 16 de marzo, justo en su cumpleaños.

Las irregularidades y la tardanza en salir a dar una explicación pública por parte del Procurador de protección de niñas, niños y adolescentes, de nuevo puso en la mira a la casa hogar Unacari.

Las historias van desde la supuesta frecuencia con que “se escapan” niñas y niños del recinto, hasta que todos tienen piojos, que los sedan para que estén tranquilos y otras.

Como medio, fuimos retiradas de la sala de espera de Unacari por una psicóloga, sin una argumentación suficiente pues solo esperábamos a Isabel Hernández, mientras permanecía dentro intentando que le permitieran llevarse a sus sobrinos.

Hermosillo no es cualquier ciudad. Su mala relación con el cuidado infantil la ha hecho ver como un punto en donde la infancia no vale mucho.

En esta ciudad han ocurrido hechos catastróficos que obligan a que las políticas públicas deban respetar impecablemente la legislación, y la rendición de cuentas sea cotidiana.

Por si fuera poco, las hijas y los hijos de la violencia están encerrados, tal vez revictimizados por las propias autoridades. Si bien la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sonora, es parte de la armonización legislativa, lo cierto es que los ojos están puestos para constatar si es solo para cumplir, o en verdad respetarán sus derechos.

*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/
Twitter: @mujersonora

17/SNE/GG



Leer en CIMAC
 

martes, 14 de marzo de 2017

Universidad de Sonora, de nuevo sin rectora

OPINIÓN
DERECHOS HUMANOS
 MUJER SONORA

Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 14/03/2017

Muchas son las académicas que cuentan con un alto nivel de reconocimiento nacional e internacional y pertenecen a la planta docente, de investigación y administrativa de la Universidad de Sonora.

El día de ayer fue electo por la junta universitaria quien será el nuevo Rector a partir de junio de 2017, recayendo la asignación en Enrique Velázquez Contreras.

En el proceso en el que participaron 16 aspirantes, dos mujeres destacaron por su proyecto y propuesta en caso de llegar a la Rectoría de la institución

Amelia Iruretagoyena Quiroz emana de las Ciencias Sociales, mientras que Etty Estevez Nenninger, de la Ciencias  orientadas a la educación.

La doctora Amelia Iruretagoyena fue coordinadora ejecutiva del departamento de Trabajo Social en los años ochenta.

En el proceso de elección para rector o rectora, Iruretagoyena participó, entre otros, en un evento organizado por mujeres universitarias y externas, para demostrarle su apoyo.

El recinto estuvo repleto, con personas paradas y otras que no cupieron, todas querían decirle que estaban con ella y que su elección sería la mejor.

La hasta ayer aspirante a rectora de la Universidad de Sonora, se enterneció hasta las lágrimas al comprobar que lo que ha sembrado entre las mujeres y la comunidad universitaria en general, ha dado frutos.

Se desempeña actualmente como Directora de la División de Ciencias Sociales, y ha sido promotora incansable de la mediación para resolución de conflictos.

Fue ella quien gestionó un convenio con la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM, para que las egresadas de Trabajo Social de la Universidad de Sonora, quienes contaban con nivel técnico, pudiesen elevarlo a Licenciatura.

Formó parte de la primera generación de licenciadas en Trabajo Social, y la primera en obtener el grado.

Fue la primera directora de Servicios Estudiantiles en donde implementó algunos programas de beneficio para el alumnado, como son las becas para quienes presten el servicio social.

Amelia es reconocida en el país por ser parte de las organizadoras de congresos nacionales e internacionales de mediación, además de ser tallerista y conferencista en esa área.

En su trayectoria también obra el haber sido responsable de una investigación sobre el perfil de personas infractoras en Sonora, trabajo que fue fundamental en la creación del Consejo tutelar para menores en Sonora, mismo que sustituyó a la Escuela de orientación para menores.

Al mismo tiempo participó en el grupo interdisciplinario que trabajó la propuesta de ley que dio origen a ese Consejo, del que llegó a ser presidenta.

Iruretagoyena Quiroz ha promovido los derechos de las mujeres desde su ámbito de influencia, promoviendo y apoyando la equidad de género, lo cual es constatado por estudiantes que han acudido a ella solicitando apoyo en algún caso de violencia contra ellas.

HAYDÉE ESTEVEZ

Por su parte, Etty Haydée Estevez Nenninger es profesora, investigadora, asesora y gestora especialista en educación superior, políticas educativas, planeación y evaluación de modelos institucionales curriculares.

Tiene experiencia en planeación y evaluación de proyectos institucionales, asesoría y consultoría de alto nivel.

Es licenciada en Pedagogía, maestra en Educación, con especialización en desarrollo cognitivo y cuenta con doctorado en Ciencias, con especialidad en investigaciones educativas.

Es coordinadora del Doctorado en Innovación Educativa de la Universidad de Sonora. En el ámbito nacional es coordinadora del proyecto de investigación nacional La profesión académica en México: “Impacto de la dinámica social basada en el conocimiento e innovación”.

Fue responsable de la comisión para elaborar el proyecto curricular del doctorado que dirige, y es profesora investigadora de tiempo completo titular c en la Universidad de Sonora.

Con un atrevido título, Etty Estévez escribió el libro “El doctorado no quita lo tarado”, retomado de la frase coloquial que se intercambia entre las y los académicos que han obtenido ese nivel.

En el trabajo aborda los perfiles de académicos de la Universidad de Sonora, entre otros.

También fue coordinadora del proyecto del Centro Regional de Formación Docente e Innovación Educativa.

Esas importantes trayectorias han sido desechadas por la Junta universitaria de la Universidad de Sonora, y de nuevo pone la Rectoría en manos de un académico.

En 74 años de vida la institución no ha contado nunca con una mujer al frente. Solo dos vicerrectoras se han desempeñado como tal.

En la Unidad Regional Centro, campus Hermosillo, la doctora Guadalupe De León Peñúñuri, y en la Unidad Regional Sur, en Navojoa, la doctora Luz Haydée Cruz Morales.

Siendo la institución de educación superior más grande y de mayor antigüedad en el estado de Sonora, una vez más, nos quedamos sin rectora.

*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/
Twitter: @mujersonora

17/SNE/GG



 Leer en CIMAC


martes, 7 de marzo de 2017

¿Por qué paramos las mujeres en Sonora?

OPINIÓN
DERECHOS HUMANOS
   MUJER SONORA

Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 07/03/2017

Miles de mujeres habremos de parar actividades este 8 de marzo ante el llamado a un Paro Mundial de Mujeres.

Al igual que el 24A o el 25N, este 8 de marzo 8M, el mundo se cimbrará con el reclamo de las mujeres que hará huelga o paro, de acuerdo a la región.

Las demandas y denuncias serán también enfocadas en relación a los tipos de discriminación y violencia que cada grupo de mujeres esté sintiendo que le afecta con mayor magnitud.

En Sonora la violencia feminicida no da tregua. El 2017 se ha presentado como un año violento en general, pero especialmente para las mujeres, pues en dos meses se presentaron once eventos en donde la vida de las mujeres quedó comprometida.

Siete de los casos terminaron con la existencia de las mujeres, y cuatro más quedaron heridas de muerte, sin que tengamos información de si lograron sobrevivir o están muertas.

A diferencia del año pasado, que documentamos dos casos, febrero de 2017 se ensañó contra las mujeres, pues cinco murieron víctimas de feminicidio, pero otras cuatro se vieron de pronto en una lucha por conservar la vida, a pesar de las heridas.

Los lugares  en los que se produjeron las muertes son el municipio de Cajeme con tres casos, Poblado Miguel Alemán con un caso, y Nogales con otro caso más.

El arma de fuego estuvo presente en cuatro de ellos y un feminicida utilizó el cuchillo para asesinar a su pareja.

Las armas cada vez de más alto poder, son las protagonistas este año. En 2016 documentábamos que el uso de las armas de fuego se presentaba en más de la mitad de los casos.

Pero este año también en el feminicidio en grado de tentativa, éstas fueron el vehículo para intentar el asesinato.
De cuatro casos ocurridos en los municipios de Navojoa, Empalme, Cajeme y Guaymas, en tres de ellos estuvo involucrada un arma de fuego.

Eso significa que solo durante febrero tuvimos nueve casos de violencia feminicida, en los que 5 mujeres perdieron la vida y 4 estuvieron a punto de ello.

En total, siete de los eventos estuvieron caracterizados por el disparo directo del arma de fuego en contra de las mujeres.

Esto difiere de los eventos del pasado en donde las pistolas, metralletas y otros instrumentos antes de uso exclusivo de las fuerzas armadas, estaban presentes en regiones de combate al crimen organizado.

Las mujeres y niñas eran víctimas indirectas al quedar en el fuego cruzado, más eso no ocurría en el estado de Sonora.

Por su parte, el mes de enero de 2017 tuvo la misma incidencia que el año pasado con dos casos, una asesinada por golpes y otra por arma de fuego.

Ambas en el municipio de Cajeme ubicado al sur del Estado, y para el cual organizaciones de la sociedad civil solicitaron la Alerta de Violencia de Género (AVG) el mayo de 2015.

Por ello es que en Sonora se escogió el Alto al feminicidio como consigna del paro-concentración-marcha del 8 de marzo.

Hay un desconcierto por una política estatal no clara para atender los casos de desapariciones de mujeres, no obstante que puntualmente se cumplió la recomendación sobre AVG de implementar un protocolo para búsqueda de mujeres desaparecidas.

Las 768 mujeres que se registraron como desaparecidas en Sonora de enero de 2014 a agosto de 2015 por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), ponen a la entidad en el tercer lugar nacional después de Jalisco y Veracruz.

Y si bien hay un esfuerzo y compromiso por mejorar las técnicas de investigación del delito de feminicidio con perspectiva de género, los casos en aumento nos siguen indicando que algo falta.

No solo se siguen presentando, sino que están modificando su estructura, pues el incremento en el uso directo del arma de fuego contra las mujeres habla de un descontrol en la capacidad de técnicas de inteligencia para estimar la magnitud de la población armada en nuestra entidad.

La Seguridad Pública no ha hecho lo propio para cumplir la dimensión de prevención, ordenada por la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para las Mujeres del Estado de Sonora.

Es como si los esfuerzos caminaran por detrás de la realidad, cuando ésta ya nos ha rebasado, pues otro fenómeno que se ha presentado son los suicidios dudosos.

El caso de Linda Jocellyne en Guaymas, que se determinó como suicidio, mantiene en la mira los métodos judiciales, pues su familia no ha quedado conforme con esa resolución, por las irregularidades presentadas durante las investigaciones.

Es un caso pendiente para la sociedad guaymense que se manifestó en el Ministerio Público en apoyo a la familia que dolida imploraba una investigación profunda de los hechos, en donde estuvo involucrada la pareja de la chica, y a quien se le creyó sin más,  la versión del ahorcamiento de su pareja.

Por las víctimas de feminicidio, que como aquellas mujeres de la fábrica textil en Nueva York el 8 de marzo de 1911 murieron quemadas por la discriminación laboral, hemos de parar.

Para visibilizar todas las formas de violencia que sufren las mujeres del Estado que según la ENDIREH 2011 ocupa el primer lugar en violencia en el noviazgo, pararemos y marcharemos este 8 de marzo. Explanada del museo y biblioteca de la Universidad de Sonora, Hermosillo, Sonora.

*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/
Twitter: @mujersonora

17/SNE/GG



Leer en CIMAC